22/6/08

La historia de Mosca Hnos.


Mosca Hermanos abre sus puertas en el año 1888 bajo el nombre de "Librería La Popular". En el mil novecientos, de la mano de Don Juan Mosca y su hermano Agustín, nace el nombre de Mosca Hnos.

Eran los tiempos en que el carruaje dejaba paso al automóvil y el tranvía cambiaba los caballos por la electricidad, cuando respondiendo a la creciente demanda comercial los hermanos Mosca deciden trasladar la empresa a un local más amplio ubicado en 18 de Julio 523. En 1909, el cambio de numeración impuesto por Williman hace que la dirección postal del local pase a ser 18 de Julio 1578, la cual se mantiene hasta nuestros días.


En una época de florecimiento cultural, que configuró la primera generación intelectual y artística que trascendería fronteras, Mosca Hnos. se constituía en un referente cultural importante para la sociedad de la época, contando entre sus asiduos clientes a José Enrique Rodó y a Juan Zorrila de San Martín.

Es a raíz de la profunda amistad que se forjara con Zorrilla de San Martín, que en 1928 Mosca Hnos. crea la marca de cuadernos "Tabaré" en su homenaje. Esta marca, indisolublemente ligada a muchas generaciones de escolares, cumple en nuestros días 76 años de producción ininterrumpida.

El crecimiento de la empresa lleva a ampliar sucesivamente los espacios destinados a talleres, llegando en 1929 a contar con 2500 m2 exclusivamente destinados al área de imprenta.

En 1943 la empresa cambia su denominación a Mosca Hnos. Sociedad Comercial, y la que otrora fuese un pequeño local se transforma en una importante empresa contando con su central telefónica, escritorios independientes para sus directivos, y crecientes representaciones de marcas internacionales.

En 1947, la empresa recibe ya su denominación actual: Mosca Hnos. S.A. El apogeo económico de la posguerra la encuentra en su proyecto más ambicioso: la ampliación de su sector comercial, a través de la construcción del actual edificio "Tabaré", toda una estructura creada para atender las nuevas necesidades del público, creando sectores como Bazar, Artículos Religiosos, Escritorio, Dibujo, Contaduría y Depósito.

Poco tiempo después, se produce la apertura del local comercial hacia la calle Guayabo; el comercio gana en un nuevo frente ofreciendo así a sus clientes mayor funcionalidad y confort.

En el salón comercial, nuevas secciones acompañan el crecimiento; se crean los espacios destinados a literatura infantil, contando con la más completa oferta en libros para niños, tanto en español como en inglés.

En los años setenta llegan nuevas ampliaciones comerciales: se concreta el traslado y ampliación de la sección Dibujo y Libros de Arte, ofreciendo una vasta y completa gama de productos, acompañados por el asesoramiento personalizado; desde siempre, uno de los principales valores de la empresa.

La sección Librería recibe también un importante impulso, con la incorporación de un área destinada exclusivamente a libros en Inglés, incluyendo literatura especializada, así como de enseñanza y esparcimiento.

El liderazgo de Mosca Hnos. en este segmento, se ve reafirmado por la multiplicidad de representaciones internacionales obtenidas, constituyéndose en uno de los principales proveedores de material de inglés para prácticamente la totalidad de institutos de enseñanza del idioma.

Junto con esta sección, se amplía el salón de ventas de Planta Baja y se abre la salida a la calle Tacuarembó, tercer frente del local.

En la misma época, el sector juguetería cobra una gran importancia, contando con una amplísima gama de productos para satisfacción del público más exigente.

En la década del ochenta, la empresa abre sus tres primeras sucursales en Carrasco, Unión, y Pocitos, iniciando así el importante cambio estratégico que los nuevos tiempos imponían.

En 1994 es inaugurada la sucursal de Punta Carretas Shopping, que ya incorporaba un sistema de ventas mixto entre la tradicional atención "tras mostradores" y los nuevos dictámenes del autoservicio.

En el año 1996, la totalidad de las sucursales llevan adelante este sustancial cambio en la modalidad de servicio en concordancia con las tendencias internacionales pero sin dejar de lado el asesoramiento y asistencia al cliente, tradicionales diferenciales de la firma.

A la tradicional Casa Central, por la que varias generaciones de uruguayos han pasado, se suman hoy los locales de Carrasco, Unión, Punta Carretas, Ciudad Vieja, Montevideo Shopping, Portones Shopping y Tres Cruces.

2 comentarios:

Gladys dijo...

Muy interesante la reseña histórica, pero me hubiera gustado ver el nombre de mi padre, que fue el arquitecto que hizo el edificioe de 18 de julio y las primeras ampliaciones, nombre que aún hoy está en la puerta: Arq. Fco. Hugo Dobal.

Gladys dijo...

Escribí un comentario y no se ha publicado